Greta Thunberg .ONU

Cuando tenía nueve años y en el tercer curso de Primaria hablaban en el aula sobre medidas para cuidar el planeta, sobre cómo guardar agua o apagar las luces cuando no se estén usando; Greta Thunberg pensó lo extraño que resultaba que se hablara del cambio climático en clase cuando en realidad nadie estaba haciendo nada. Así contaba la joven activista por el cambio climático a The New Yorker, el pasado octubre, cómo surgieron sus ganas de aprender y afrontar esta problemática.

Dos meses más tarde, y tras permanecer frente a las puertas del Parlamento sueco todos los viernes en horario escolar, como protesta para la toma de medidas serias, Greta Thunberg, una adolescente sueca de 15 años, ha participado en la Conferencia Internacional de la ONU, la COP24 de Katowice, en Polonia, para la lucha frente al cambio climático. Thunberg ha comparecido ante medios y líderes mundiales alegando que no vale solo con hablar de un crecimiento económico verde eterno, que si los políticos solamente se enfocan en eso es “por miedo a ser impopulares”. Incluso esa carga (el cambio climático), cuenta, se nos deja a los niños y niñas. (…) No podemos resolver una crisis sin tratarla como una crisis. (…) No hemos venido a suplicar a los líderes mundiales que se preocupen. Nos habéis ignorado y nos vais a volver a ignorar. (…) El poder real pertenece a la gente. También destaca que son las niñas y los niños los que recibirán las consecuencias del cambio climático, que se dice que a los hijos y las hijas se les quiere, pero se les está robando su futuro. Si algunos niños (y niñas) pueden ocupar titulares en todo el mundo, imaginen lo que podríamos hacer todos juntos si realmente quisiéramos.

Estas son algunas de las declaraciones que nos ha dejado Thunberg (podéis visualizarlas aquí), que habló en parte por la plataforma Climate Justice Now!, una organización que lucha por la justicia social, ecológica y de género de forma global. Greta también realizó una rueda de prensa, más breve, en la que presentó parte de la temática.

Sin duda, Greta Thunberg es toda una referente para niñas y adolescentes del mundo, también para los chicos y las personas adultas. Tiene 15 años, pero eso no ha impedido que haga hincapié en la lucha por una justicia ecológica y de género frente a medios y líderes mundiales.

Una vez más, la motivación e ilusión de una adolescente nos ha enseñado que cumplir sueños y la mejora social son posibles si luchamos conjuntamente para ello. Porque ni la edad ni el género son un límite.

Si quieres, puedes escribir tu aportación