La Joven de la Perla - Vermeer // Flickr

Nacido en la Edad de Oro holandesa, Johannes Vermeer fue uno de los pintores del siglo XVII conocido por sus pinturas costumbristas en las que se retrataba la cotidianidad tanto en exteriores como en interiores. No fue hasta principios del siglo XIX que Vermeer alcanzó la popularidad, tal vez sin conseguirlo antes por su escasa productividad artística. Pese a ello, dos siglos más tarde es uno de los pintores más populares de los Países Bajos destacando, entre otras cosas, por su técnica en el uso del óleo y por la manera en que proyectó la luz en sus obras. Actualmente, sus 36 cuadros están expuestos en 18 museos, en 7 países diferentes.

Entre sus obras más conocidas figura la pintura de La Joven de la Perla, también nombrada como la Mona Lisa del Norte o La Mona Lisa holandesa. Un retrato curioso en que la falta de definición en las cejas y el puente nasal de la joven invita al o la espectadora a hacer volar su imaginación para darle su propia expresividad e identidad a la mujer. Pese a ser vendido por unos centavos en su primera venta en 1881, la popularidad de la obra ha sido planetaria y ha saltado a otros escenarios como al mundo literario en los años 90 de la mano de la escritora estadounidense Tracy Chevalier.

Vermeer es popularmente conocido como el pintor de mujeres. En su obra artística retrató a 42 mujeres y a 13 hombres, cuatro veces la proporción de mujeres frente a la de hombres pintadas por autores en la misma época. Una de las mujeres fue retratada hasta cuatro veces en sus obras, embarazada en dos de sus obras, por lo que se piensa que podría ser su mujer Catharina, con quien tuvo quince hijos. Se pueden conocer sus obras en realidad aumentada, así como otras curiosidades como las técnicas utilizadas por el autor, aún por descifrar en la actualidad, en Google Arts&Culture.



Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación