Denisa, de 17 años, fue asesinada el pasado domingo en la localidad de Alcorcón. Los indicios aportados por la madre y el padre de la chica apuntan a acusar a la novia de la expareja de la joven. Según ellos, la chica tenía amenazada a Denisa desde hacía casi cinco meses con mensajes reiterados de celos.

Los familiares afirman que, aunque lo habían hablado en más de una ocasión, Denisa les pidió que no hicieran nada, minusvalorando aquellas amenazas. Por el momento la policía sigue investigando el caso a la espera de confirmar las hipótesis de la familia.

Algunas personas ya se han solidarizado con la víctima poniendo velas en el lugar del asesinato. Desde el feminismo cabe condenar cualquier forma de violencia, sea quien sea que la ejerza, sin silenciar casos tan graves como este.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación