Elisa Leonida Zamfirescu nació en Rumanía el año 1887, en una familia de 11 hermanos. Siguiendo los pasos de su abuelo y hermano mayor y gracias a las brillantes calificaciones que obtuvo en el bachillerato, Elisa quiso perseguir su sueño de convertirse en ingeniera y matricularse en la Escuela Nacional de Puentes y Caminos de Bucarest.

Elina Leonida Zamfirescu

 Ante la negativa de la institución que la rechazó por los prejuicios contra la presencia de las mujeres en el campo de la ingeniería, tuvo que emigrar a Berlin, donde estudió ingeniería pese a la invisibilización a la que la sometieron profesores y alumnos. Tres años después, en 1912, se graduó con honores en la especialidad de química, siendo calificada por el decano como “la más diligente de los diligentes”.

Convertida en la primera ingeniera del país y una de las primeras del mundo, regresó a Rumanía donde empezó a trabajar en el Instituto Geológico nacional, para dirigirlo poco después. Su trayectoria científica solamente se vio parada con el inicio de la Primera Guerra Mundial, cuando se unió a la Cruz Roja y, mostrando su humanidad y solidaridad, asistió a los heridos en el frente y dirigió un hospital en Mărășești.

Una vez finalizada la guerra, volvió al Instituto Geológico donde retomó sus investigaciones sobre los recursos minerales del país, llegando a realizar más de 85.000 análisis y diversos estudios de campo. Entre sus valiosas aportaciones destacaron las innovaciones en los métodos de identificación y análisis de agua potable, carbón, petróleo y otros minerales como la bauxita y el cromo. Estuvo vinculada a la investigación científica hasta los 75 años llegando a dirigir 12 laboratorios y sus méritos le valieron ser la primera mujer miembro de la Asociación General de Ingenieros en Rumania y un puesto en Asociación Internacional de Mujeres Universitarias.

A lo largo de su carrera profesional logró combinar su inquietud científica con su vocación pedagógica, impartiendo clases de física y química en la Şcoala Pitar Moş i en la Escuela Eléctrica y Mecánica de Bucarest. De este modo, Elisa Leonida Zamfirescu apostó siempre por la capacitación y la formación de los y las jóvenes y contribuyó a la visibilización de las mujeres en la ingeniería no solamente en Rumanía sino alrededor del mundo.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación