Según informa europapress, actualmente más de 1,3 millones de niños y niñas menores de cinco años necesitan tratamiento contra la desnutrición aguda severa en el Sahel, la cifra más elevada en los últimos 10 años, según indica UNICEF.

Las últimas campañas para combatir la desnutrición en los países africanos se habían reforzado con ayuda humanitaria poniendo como primera fase de riesgo la infancia. Aun así, la región del Sahel está sufriendo desnutrición aguda severa, especialmente en los períodos de escasez de alimentos. La falta de nutrición de los niños y niñas contribuye en gran medida a la propagación de enfermedades de forma rápida.

Según la ONU y UNICEF, hace falta un refuerzo intensivo de las campañas de ayuda humanitaria que puedan prevenir la desnutrición y llegar a tiempo para que los riesgos y las consecuencias no sean tan graves como las que la región está sufriendo ahora mismo. Con datos, evidencian que falta el 65% de los fondos para poder dar respuesta a la enorme situación de vulnerabilidad de los niños y niñas.   

Secciones: Noticias subportada