El próximo martes 20 de noviembre se celebrará en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Palma la vista del juicio contra un hombre de 37 años, acusado de amenazas y de incendiar la casa donde dormían quien en ese momento era su mujer, sus dos hijos menores y la madre de ella. Unos hechos por los que la fiscalía pide una pena de 14 años de prisión, según informa Europa Press,

Se trata de unos hechos que tuvieron lugar en noviembre del 2016. Según se relata en el escrito de la acusación, el intento de asesinato se desencadenó cuando su mujer, en esos momentos, le trasladó su intención de divorcio. Fue entonces cuando el acusado se coló en la vivienda donde se encontraba ella con sus hijos y su madre e incendió un coche, con la intención de que el fuego alcanzara las habitaciones donde en ese momento se encontraban durmiendo.

Como consecuencia, sus vidas se pusieron en peligro y se provocaron daños psicológicos, además de que durante los hechos también habían dos menores. En cuanto a los daños materiales, se han calculado en alrededor de 22.543 euros.

Las penas ejemplares son necesarias si queremos combatir la violencia de género. Pero no es solo eso. Una vez más, somos testigos de la violencia contra las mujeres, un violencia que trata de arrebatar no solo sus vidas, sino también la de sus seres más queridos. Una realidad que no cesa de alarmarnos, cada día y de alertarnos de la urgencia de actuar desde la prevención para conseguir que la violencia machista deje de darse.

La evidencia nos dice que la educación es la mejor herramienta para la prevención de la violencia de género. Pero,  también nos indica que cabe conocerla y comprenderla para saber vencerla. 

El próximo martes se conocerá cual será la sentencia final, se espera que sea a favor de la víctima y la justicia sentencie al maltratador.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación