Amnistía Internacional

#TOXICTWITTER es como caracteriza Amnistía Internacional al ecosistema comunicativo formado por algunas de las interacciones que con demasiada frecuencia se dan en esta red social. Bajo el título #TOXICTWITTER Violence and abuse against women online, la publicación del informe coincide con la conmemoración de los 12 años del primer tuit. Así inician su texto:

Twitter es una red social utilizada por cientos de millones de personas en todo el mundo para debatir, establecer contactos y compartir información. Twitter puede ser una herramienta poderosa para que las mujeres establezcan conexiones y se expresen. De hecho, la compañía se ha promocionado a sí misma como un lugar donde "cada voz tiene el poder de impactar el mundo". Pero para muchas mujeres, Twitter es una plataforma donde florece la violencia y el abuso contra ellas, a menudo sin que nadie asuma responsabilidades.

Este informe se basa en la combinación de metodologías de investigación cuantitativa y cualitativa mediante entrevistas a 86 mujeres y personas de sexo no binario, y grupos de discusión con 37 mujeres en su mayoría británicas y estadounidenses. Mujeres políticas, periodistas, activistas, bloggers, escritoras,  humoristas y creadoras de juegos, pero también mujeres que no cuentan con muchos seguidores, fueron entrevistadas en un estudio coordinado por la Universidad de Sussex, durante 16 meses de los 2 últimos años, el cual revela que las mujeres dedicadas a la política o al periodismo son las más propensas a recibir amenazas de muerte y violación, abusos racistas y sexistas, y violación de la privacidad mediante doxing, o difusión de imágenes sexuales o íntimas sin su consentimiento. AI también consultó con personas expertas y organizaciones dedicadas a los derechos de las mujeres, la discriminación, la tecnología y la gestión de los derechos digitales. La investigación destaca las experiencias particulares en Twitter contra mujeres de color, de diferentes etnias o minorías religiosas, mujeres LBTI y mujeres con discapacidad, su impacto en la libertad de expresión y las secuelas psicológicas.

Un lugar tóxico para las mujeres

“Estás sentada en el salón de tu casa y de repente, alguien puede enviarte una amenaza de violación directa a la palma de tu mano.” Laura Bates, Fundadora de Everyday Sexism Project.

Las mujeres que hablaron con AI enfatizaron la importancia que Twitter tiene para ellas, ya que dependen de esta red social para promover, comunicar, movilizar, acceder a la información y ganar visibilidad. Como Miski Noor, activista de Black Lives Matters, dijo, “el abuso online no es algo que simplemente sucede, es una táctica, una estrategia que están usando para pararnos y evitar que las mujeres nos empoderemos.”

En el informe se recogen otros testimonios que dan cuenta de los desencadenantes del abuso y la violencia online contra las mujeres, como el de Danielle Dash, escritora británica, cuando dice que “el abuso en Twitter depende de lo que publicas. Europa, racismo, política, género, violación, son desencadenantes que atraen su atención como el silbato al perro”; o el testimonio de la ex política británica Tasmina Ahmed-Sheikh: “Pertenezco a una comunidad asiática de Escocia, soy musulmana, soy mujer. Eso es todo. Tiene un efecto exponencial para los abusadores.” 

La encuesta de AI muestra que un 42% de las mujeres americanas y un 36% de las británicas que sufrieron abuso o acoso online sintieron que su seguridad física estaba también amenazada. Una de cada cinco mujeres británicas y  una de cada cuatro entre las víctimas americanas sentían que la seguridad de sus familias estaba en riesgo después de sufrir estas amenazas en las redes sociales.

La cantidad de ataques online que reciben algunas mujeres se multiplica después de aparecer en televisión. La Dra. Emily Grossman -divulgadora científica, escritora y educadora británica- explica la escalada de abusos que recibió después de un debate en TV: “Había un ataque personal hacia mi apariencia, un lenguaje sexualmente abusivo y agresivo, comentarios denigrando mi cualificación y mi carrera como científica. Había un odioso antisemitismo diciendo que Hitler tenía razón… y un montón de mensajes que parecían atacarme como representante de todas las mujeres –diciendo que las mujeres no somos lo suficientemente inteligentes para ser científicas porque somos estúpidas, ilógicas, irracionales debido a nuestro ADN. Me preguntaban por qué odio a los hombres sugiriendo que tal vez mi tío me violó…”

La mayoría de las mujeres encuestadas que habían sufrido violencia online padecían estrés, ansiedad, ataques de pánico, impotencia y pérdida de confianza como resultado. La escritora y  blogger estadounidense Alyssa Royse aún siente aprensión cuando recibe notificaciones años después de haber sufrido abuso en Twitter.

Dubravka Simonoci, Relatora Especial de Naciones Unidas sobre la violencia contra la mujer manifiesta que un  internet libre de violencia de género aumenta la libertad de expresión, permite a las mujeres participar plenamente en todos los ámbitos de la vida y es esencial para su empoderamiento.

La solución

Las recomendaciones concretas se centran en compartir públicamente información amplia y significativa sobre la naturaleza y los niveles de violencia y abuso contra las mujeres, y cómo responde a ello esta plataforma; mejorar sus mecanismos para asegurar una respuesta más eficaz a las denuncias; y tomar medidas más proactivas para educar y concienciar a los usuarios y usuarias sobre la seguridad y privacidad necesarias para procurar a las mujeres una experiencia menos tóxica.

Resulta alentador ver que, tras la publicación de este informe, Twitter escucha y toma medidas preventivas para ayudar a sus usuarios y usuarias a experimentar una plataforma más segura. Azmina Dhrodia, investigadora de AI sobre Tecnología y Derechos Humanos, ha declarado: “El informe de Amnistía sobre #ToxicTwitter concluyó que los mecanismos de denuncia de Twitter son inadecuados e incoherentes, algo que estas nuevas medidas no abordan. Vigilaremos de cerca para ver cómo funcionan estas nuevas medidas en la práctica, y si se aplican con transparencia.”

Secciones: portada Violencia 0

Si quieres, puedes escribir tu aportación