Luisa Sigea de Velasco

Luisa Sigea de Velasc (1522-1560) perteneció a un grupo de humanistas, llamadas las Puellae doctae, esto es, “niñas doctas” o instruidas; eran niñas brillantes educadas desde la primera infancia en Latín, Griego y en todos los saberes propios de la cultura humanista, excepto en retórica, ya que esta disciplina preparaba para una política de poder y de guerra.

Buscaron su libertad en el principio de igualdad de los sexos, en boga en el Humanismo para combatir la misoginia.

Las puellae doctae fueron tantas y tan famosas que las denominaban “mujeres ilustres”.

En España se conserva la memoria de cuarenta puellae doctae, aproximadamente en el siglo XV y primera mitad del siglo XVI. De Luisa Sigea de Velasco se conservan muchos textos, mientras que de Ana Cervatón solo se conserva una carta.

Luisa Sigea debió su educación clásica al interés de su padre. A los dieciocho años, a través de un amigo de su padre, envió una carta en latín al Papa Paulo III, junto a su obra, “Algunas flores de mi ingenio”, que merecieron muchos elogios.

Su fama llegó hasta la casa real de Portugal, fue preceptora de la infanta María.

También fue escritora profesional, su obra se desarrolló en un ámbito de patronazgo y matronazgo de hombres y mujeres ricas.

Destaca su poema en latín, Cintra, inspirado en la belleza de los paisajes de una de las residencias de la familia real.

La obra más importante que nos ha llegado es: “Diálogo entre dos jóvenes sobre la vida en la corte y la vida retirada”, 1552. El libro es una conversación en latín entre dos amigas en torno a la forma de vivir que más les gusta y más les conviene: la vida agitada de la corte o la vida retirada en la intimidad. Las protagonistas son nobles muy cultas. El diálogo, que sigue una tradición clásica y una moda renacentista, dura tres días, divididos en jornadas por las pausas para comer y para echar la siesta durante las horas de calor. Ambas jóvenes defienden con fuerza y con sabiduría sus argumentos.

Secciones: portada Reportajes

Si quieres, puedes escribir tu aportación