Twitter: @IPN_MX

Jeimmie y Lisset son dos estudiantes de Ingeniería Química del Instituto Politécnico Nacional de México que han creado Gimfi, un aparato que, gracias a un purificador y un electrolizador, puede convertir agua sucia en combustible limpio. 

Tal y como informa un periódico, el prototipo ha logrado limpiar aproximadamente un litro de agua en media hora. En este momento, el dispositivo utiliza energía eléctrica, pero las dos estudiantes pretenden que Gimfi sea completamente respetuoso con el medio ambiente, por lo que mejorarán el dispositivo para que pueda convertir la luz solar en energía.

Gimfi obtiene hidrógeno como resultado de la electrólisis, por lo que las dos futuras ingenieras pretenden que, en un futuro, el dispositivo se pueda usar en zonas del país con población vulnerable que pueda usar el hidrógeno para uso doméstico como la calefacción.

Secciones: Noticias portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación