El pasado miércoles, los diarios deportivos más vendidos sacaron en portada la noticia  que el club de fútbol italiano de tercera división, Vicenza Virtus, había cambiado los habituales recogepelotas del campo por un equipo femenino de chicas de entre 15 y 16 años de voleibol. El dueño del Vicenza Virtus, empresario de moda Renzo Rosso, eligió la ropa para las chicas en el campo, las que salieron con shorts, soportando comentarios machistas de los espectadores, en el propio campo de juego y en las redes sociales.

Ante tal hecho, la Assist, Asociación Nacional de Atletas en Italia lanzó un comunicado rechazando el hecho, llamado la atención a la Federación Italiana de Fútbol para que acabe con un “indigno espectáculo de sexualización de menores”. En el comunicado, que se puede encontrar en el facebook de la asociación,  piden una rectificación y un posicionamiento claro contra el sexismo impuesto a las jugadoras menores de edad, por parte del club y de sus padres, a quienes también responsabilizan del hecho. La asociación ha recibido centenares de comentarios sobre su posicionamiento, muchos de los cuales han sido eliminados por parte de la misma Assis por su lenguaje ofensivo hacia la asociación y las jugadoras de voleibol.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación