Cientos de mujeres protestaron en las calles de Bameda, ciudad del noroeste de Camerún,  para protestar por la violencia que sufren algunas comunidades.  Voa News informa que las mujeres que se congregaron en la protesta pedían el fin de la violencia al gobierno y a al grupo separatista, y el inicio de un diálogo significativo para la paz.

El acto estuvo cargado de emociones, especialmente cuando Etta Ernestine, de 37 años y madre de tres hijos, lloró al explicar que su marido falleció hace dos semanas en la guerra en las regiones de habla inglesa de Camerún y ahora no sabe cómo llevar adelante a sus hijos.

Muchas mujeres lloraban al mismo tiempo que exigían diálogo para acabar con esta situación de violencia. Entre las manifestantes estaba Camela Itoh, de 42 años, que señaló que quería que el mundo supiera que había perdido a su único bebé y a su esposo, y además que su residencia había sido incendiada por los militares o por los combatientes armados, hace tres meses, en Mbengui, ciudad del noroeste del país. Suplicó que este combate sangriento se detuviera.

Esta situación comenzó en noviembre de 2016 cuando el profesorado y profesionales de la abogacía de habla inglesa en el noroeste y suroeste pidieron reformas y una mayor autonomía.

En junio, Amnistía Internacional acusó al ejército de Camerún y a los separatistas que luchan por la independencia de usar fuerza innecesaria y excesiva. Asimismo, las Naciones Unidas informaron que cientos de miles de personas han huido a otras zonas de habla francesa y, al menos 20,000, han migrado a Nigeria.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación