Alice Guy nació en 1873 y murió en 1968. Fue la primera directora de cine de ficción, aunque la historia del cine nos ha contado que fue Méliès. Sin embargo, ya se sabe que la visionaria que entendió las inmensas posibilidades del cine fue Alice Guy. 

En efecto, fue la primera directora de ficción, la primera realizadora de una película y de metraje en general, sentando las bases de lo que en el futuro se ha considerado ficción. Fue también pionera en los efectos especiales, la ciencia ficción fílmica, el lenguaje cinematográfico (planos, iluminación, atrezzo, montaje, caracterización,…).

Fue la primera persona en usar grabaciones con un gramófono al mismo tiempo que las imágenes; y la productora de una de las primeras películas en color. También fue la fundadora de lo que después se ha considerado la profesión de productor o productor ejecutivo. 

Asimismo fue la primera persona que logró mantenerse económicamente con esta profesión. Rodó más de mil películas; y fundó varias productoras en Francia y Estados Unidos.

Respecto a la temática de su cine, destacaré su preocupación por las desigualdades de cualquier tipo, el recismo entre ellas. Una de sus películas fue la primera protagonizada por actores negros.

Ya en aquella época, Alice Guy consiguió filmar una película cuyo tema giraba en torno al feminismo. En esta película, titulada “ Las consecuencias del feminismo” (1906), la directora se plantea qué pasaría si las mujeres se comportaran como los hombres y adoptaran su papel dominante, mientras ellos se encargaran de las tareas domésticas y los hijos. Y así lo muestra en la película: los roles de los personajes se invierten en forma de parodia divertida y sarcástica que muestra el absurdo de la desigualdad de género.

Alice Guy luchó por ser reconocida internacionalmente como directora, actriz y productora. La historia del cine borró su figura y atribuyó películas a su marido, a otras personas anónimas, o nunca fueron mencionadas; ello no deja de ser un grave error histórico y artístico porque es imposible entender la obra de Méliès y demás directores del cine en sus comienzos sin su influencia.

A pesar de la marginación que ha sufrido por parte de los historiadores por el hecho de ser mujer, en la época fue muy apreciada y admirada.

Si quieres, puedes escribir tu aportación