Este 4 de septiembre ha fallecido en Madrid Elisa Serna, cantautora que formó parte del movimiento de la canción protesta en España y que tuvo su mayor apogeo en la década de los setenta. Miembro del colectivo Canción del Pueblo junto a Adolfo Celdrán o el fallecido Hilario Camacho, compuso y adaptó musicalmente versos de poetas como Rafael Alberti y Miguel Hernández y arregló y tradujo canciones de otras compañeras, entre ellas la conocida ‘Què volen aquesta gent? de Maria del Mar Bonet.

Luchadora siempre, quiso hacer de su voz un grito contra el franquismo y por la libertad. Tras exiliarse en París en 1970, volvió a Madrid, donde el gobierno de entonces le prohibió realizar conciertos y recitales, llegando a ser detenida por subversión en 1973. No fue hasta 1975 cuando pudo publicar su primer álbum, y cantar en público junto a José Antonio Labordeta, Luis Pastor, Pablo Guerrero o Lluis Llach. Con este último recorrió Europa dando recitales y lanzando mensajes por la justicia, la igualdad de género y la paz. Pero fue con la también trovadora Julia León con quien más trabajó. Juntas representaban la voz de las mujeres cantautoras, defendiendo que “lo que no hace el discurso político lo hace la poesía” y tratando de hacer llegar la cultura a la clase obrera como medio de empoderamiento, tal y como relata El Periódico.

Además, se involucró en el movimiento feminista, y contribuyó materializando el proyecto “Afrodita” de apoyo a la producción de discos de mujeres.

Elisa Serna continuó cantando hasta el último momento, dando recitales en favor de los colectivos más vulnerables, y el año pasado participó en Madrid en un recital conmemorativo del 50º aniversario de Canción del Pueblo. El pasado martes se apagó su voz, pero no su mensaje. Nos deja una mujer luchadora y comprometida con la libertad durante toda su vida.  

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación