Los bombardeos aéreos indiscriminados del régimen de Bashar al-Assad contra la sociedad civil han instaurado el clima de terror en Siria durante los últimos 7 años. Ante esta realidad, Jaeger, un hacker americano, Levin, el emprendedor que fundó Refugee Open Ware para poner la tecnología al servicio de los derechos humanos, y Murad, un codificador sirio, decidieron actuar.

Los tres buscaban formas de contribuir a mejorar las condiciones de la población de Siria y en 2015 se unieron para crear Hala Systems con el objetivo de desarrollar una tecnología que permitiera salvar vidas. Trabajaron incansablemente para idear una tecnología extremadamente precisa y rápida que se ganara la confianza de la población civil porque cada día que pasaba era otro día en el que la gente podía estar muriendo.

En agosto de 2016 llegó el día de poner en funcionamiento la aplicación, y los resultados no se hicieron esperar y en tan solo un día y medio recibieron un video con el testimonio de alguien que dijo: ‘Mi familia está viva porque entré y recibí este mensaje y me fui de mi casa. La casa explotó, mis vecinos fueron asesinados’. Jaeger afirma que fue la primera vez que tomaron consciencia de lo que habían hecho “Una familia se salvó. Todo mereció la pena”. Pero, lejos de dejar que esto los parase, trabajaron más duro para perfeccionar la tecnología, día tras día hasta llegar al funcionamiento actual.

Y, ¿cómo funciona Sentry System? Actualmente el sistema se rige por observadores humanos y sensores instalados en distintas zonas y controlados remotamente. Primeramente, cuando los observadores que se encuentran cerca de las bases militares localizan el despegue de un avión, registran el tipo de aeroplano y su rumbo. Entonces los sensores instalados en la parte superior de diferentes edificios recogen datos acústicos que permiten asegurar las características del avión, su localización y trayectoria de vuelo. De esta forma, el software cruza los datos obtenidos con la base de datos de ataques previos para hacer una predicción de la probabilidad de un ataque aéreo y de su posible localización. Si la probabilidad y el riesgo de un ataque aéreo son suficientemente altas, se activa automáticamente un aviso que se transmite vía redes sociales y sirenas que se pueden activar remotamente. Este sistema de alarma actualmente da a la población un margen de 8 minutos para buscar refugio.

Todo el funcionamiento de Sentry gira en torno a la evidencia de que cuanto mayor sea el tiempo del que disponga la población para prepararse para los ataques, mayores serán sus posibilidades de sobrevivir. Desde que entró en funcionamiento en 2016, 2.000.000 de civiles han sido advertidos de los ataques, se han realizado 100.000 observaciones y 250.000 civiles se han beneficiado de menores niveles de ansiedad traumática, gracias a los 140 avisos diarios emitidos por Sentry. Los maravillosos resultados de esta tecnología han consolidado la confianza de la población siria en esta tecnología, tal como corroboran su página de Facebook que cuenta ya con 60.000 seguidores, o sus 16.400 suscriptores en los canales de Telegram.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación