Universidad de Iowa (Imagen de Facebook)

La universidad estadounidense de Iowa ha sido acusada de mantener trabajando a un profesor que había sido previamente expulsado del campus por haber presuntamente acosado a alumnas.

El diario local Iowa City Press-Citizen ha informado que en abril el profesor, a quien identifican como Jeffrey Nock, fue advertido por intrusión criminal y hostigamiento por parte de la policía de la ciudad.  Asimismo fue investigado dos veces por parte de la Universidad, porque se habían recibido varias quejas de algunas alumnas dado que el profesor hacía fotos a las mujeres en el centro recreativo del campus.

Dos semanas después de que el profesor fuera expulsado, se le ofreció desde la Universidad más de 20,000 dólares para hacer cursos de formación. Esto ha provocado una protesta en el campus y se ha pedido a la universidad que expulse al profesor.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación