Los 87 migrantes rescatados por el Open Arms hace 5 días siguen navegando a la deriva entre Túnez y Cerdeña. El buque, que ha desembarcado en puertos españoles en dos ocasiones este verano, está esperando una respuesta por parte del gobierno español que determine en qué puerto pueden desembarcar

Los miembros de la ONG rescataron el pasado jueves a un total de 87 migrantes (incluidos 8 menores, seis de los cuales no acompañados) que, tras dos días a la deriva y por miedo a ser devueltos a Libia, se tiraron al mar durante el rescate.

Desde Open Arms han solicitado a España que les asigne un puerto de destino al encontrarse cerrados los puertos de Malta y conocer la posición de Italia sobre este tema, pero desde el gobierno español todavía no se ha ofrecido una respuesta. Y el Open Arms espera.

La respuesta de la secretaría de estado para las Migraciones, Consuelo Rumí ha enfatizado la necesidad de esperar para ver si “hay un puerto cercano más seguro”, en cuyo caso se procedería a acoger el buque, y a pedir un “reparto solidario entre la UE”.

La última hora indica que se ha aceptado la posibilidad que embarguen en Algeciras.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación