Natalia Salvo Casaús (Imagen de Twitter)

Un nuevo Plan Estratégico para la Prevención y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres en la comunidad 2018-2021 recoge la prostitución, la trata, la mutilación genital y el vientre de alquiler como violencia contra las mujeres. Abarca de esta forma los malos tratos físicos y psicológicos, la violencia y las agresiones sexuales, el acoso sexual o la mutilación genital femenina. De todas las formas de violencia que se han incluido, hay consenso mayoritario, el único que hay un mayor debate es en la maternidad subrogada.

También se incorpora a los y a las hijas como víctimas directas de estos tipos de violencia. A este fin se elaboran acciones específicas para ellos y ellas, además de reforzar el apoyo institucional y la coordinación entre todos los cuerpos policiales, el poder judicial o la derivación a los servicios sociales, y la colaboración de la comunidad en materia de atención psicosocial integral a mujeres víctimas de violencia y a sus hijos e hijas.

Natalia Salvo, directora del Instituto Aragonés de la Mujer (IAM), mencionó que se destinarán 13 millones de euros, según informa el Periódico. Además, Salvo aprovechó para presentar el protocolo de Coordinación Interinstitucional para la Prevención de la Violencia de Género y Atención a las Víctimas, que hacía tiempo que no se revisaba.

El protocolo se ajusta al concepto de violencia de género mencionado en la Ley Orgánica de 2004 que se centra en la violencia ejercida contra la mujer por parte de su pareja o expareja. En este sentido, es una pena que no se haya aprovechado para incluir la violencia de género existente también en las relaciones afectivo sexuales esporádicas,  pues como hemos visto en los últimos tiempos están muy presentes incluso causando muertes.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0
Secciones: portada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 − uno =