Flickr

El viernes se aprobó en el Consejo de Ministros el Real Decreto por el que se devuelve la universalidad al Sistema Nacional de Salud (SNS) y se desliga de la condición de la persona asegurada, como establecía el antiguo Real Decreto que puso en marcha el anterior Gobierno. Se trata de la primera apuesta de la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Carmen Montón, cuyo compromiso gira en torno a devolver todos los derechos arrebatados en materia sanitaria. 

De esta forma, la nueva normativa devuelve el derecho universal a la sanidad pública a las personas inmigrantes en situación administrativa irregular, a las personas nacionalizadas en España, extranjeras residentes, pensionistas que residen en otros países y trabajadoras transfronterizas.

También a las personas extranjeras que no hayan superado la estancia temporal a la que se refiere la Ley 4/2000 sobre los Derechos y Libertades de las personas en España y su integración Social (90 días), ante informe previo favorable de los servicios sociales competentes de la comunidades autónomas.

Se trata de una norma que ha sido elaborada teniendo en cuenta informes y consideraciones por parte de los organismos internacionales, como la Comisión Europea, el Consejo de Europa o la Organización Mundial de la Salud. También es fruto del diálogo promovido para el desarrollo del real decreto con las diferentes comunidades autónomas, el Defensor del Pueblo, sociedades científicas o la sociedad civil.

Se trata de un primer paso en la mejora del SNS, cuya urgencia justifica la ministra justifica por la mejora de la salud de las personas excluidas y de la salud colectiva de toda la población. En palabras suyas, una sociedad justa no deja a nadie atrás.

Secciones: Noticias

Si quieres, puedes escribir tu aportación