Equipo de Gimnasia de EE.UU (Imagen de Pintarest)

Uno de los escándalos más desgarradores del deporte en Estados Unidos en los últimos años ha sido el caso de abuso en la gimnasia. El médico del equipo nacional había abusado sexualmente de las atletas menores durante décadas.

Ahora, Simone Biles y Ashton Locklear han publicado en New York Times unos mensajes en los que explican cómo han sobrevivido al abuso y en los que destacan cómo las supervivientes se apoyaron.

Locklear mencionó que aún hay una cultura del silencio en el mundo del deporte. Un silencio que lleva a que las atletas sigan en riesgo de abuso sexual, emocional y no físico, aunque el deporte esté mejorando en cuanto a la protección de las atletas.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación