Aunque los datos aún son inciertos, el pasado jueves fueron asesinadas al menos 18 personas y 12 mujeres fueron secuestradas a manos de la organización terrorista Boko Haram en la pequeña localidad fronteriza de Dadouba, entre Chad y Níger, según han informado fuentes de Radio Francia Internacional. Se trata de una zona donde las condiciones de vida son muy duras y viven cientos de miles de refugiados y millones de desplazados.  

Las autoridades locales advirtieron a los campesinos y campesinas de la localidad del peligro que corrían, aunque estos no reaccionaron a las advertencias ya que no tenían ningún otro sitio donde poderse esconder, además de que tenían que cuidar de sus campos y cosechas.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación