Desde el pasado domingo han surgido miles de denuncias de casos de abusos sexuales en Francia mientras estaba teniendo lugar el mundial de fútbol. 

A través del hashtag #MeTooFoot en Twitter, adaptando la versión de la campaña #MeToo, mujeres han relatado diferentes casos de abuso sexual mientras miraban el partido en pantallas gigantes: besos sin consentimiento, manoseos, etc. También testigos, tanto hombres como mujeres, se han unido a las denuncias apoyando la causa.

Un ejemplo es Alice que, según informa Euronews, estaba viendo la final cuando un hombre se restregó contra su muslo. Alice se acercó a la policía y la respuesta de esta es que solo estaban allí para actos terroristas.

La formación del cuerpo policial es importante para atender a casos de violencia machista y abusos y/o agresiones sexuales. Por ello, el jefe de policía de París, Michel Delpuech, animó a las víctimas, en una entrevista del medio francés Europe1, a que denuncien los diferentes casos, para así iniciar una investigación y dar con los agresores.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación