Ver un episodio de dibujos animados en el que los personajes aterrizaban en Marte y tener la oportunidad de visitar con siete años un campamento espacial, sumados a tener un modelo femenino a seguir, como la astronauta Sandra Magnus, a la que vio con nueve años, fueron los factores clave que llevaron a Alyssa a cumplir su sueño de viajar al planeta rojo.

 

Alyssa Carson

Después de haber sido la primera persona en superar el NASA Passport program, que exige visitas a los 14 centros de la agencia, y no haber renunciado a su sueño, Alyssa fue contactada para ser parte activa del grupo de discusión, junto a tres doctorados y un astronauta, que piensa sobre los desafíos y riesgos que conllevará la misión.

El requisito de la edad, que de momento no cumple, para poder entrar técnicamente en el programa de astronautas no es un impedimento ni limita su ambición. Como parte del entreno, la futura astronauta está aprendiendo chino, español y francés y se prepara para ir a la universidad y seguir la carrera de astrobiología, además de ir a conferencias y entrenarse en diferentes lugares del mundo.

Su curiosidad, ambición y la pasión por seguir sus sueños ha hecho que se convierta en la candidata número uno que la NASA tendrá en cuenta para la misión. La importancia de tener referentes femeninos en cualquier ámbito científico puede cambiar el mundo y el futuro de nuestra sociedad. ¡Y Alyssa lo será para la generación del mañana!

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación