Catalina Corró, nadadora balear, iluminó con su victoria y su sonrisa la primera jornada de los Juegos Mediterráneos de Tarragona, logrando el oro en los 400 estilos.

Hace apenas un año, fue operada de un tumor cerebral, lo que hizo que tanto ella como el resto de compañeras se alegraran aún más de su victoria. 

Catalina Corró (Imagen de Twitter)

Una muestra fue una deportista de la selección española que desde la grada gritaba que ella era la que lo merecía y saltaba para ir a abrazarla, mostrando así su alegría y solidaridad, según El País.

Aunque no partía como la favorita,  le sacó más de un segundo a la serbia Anja Crebar y batió el récord de los campeonatos con 4:39:42, su segunda mejor marca histórica. La primera fue de 4:39:20 y la consiguió en abril de 2014 durante el Open clasificatorio para el Europeo de Berlín disputado en Palma de Mallorca.  

Con la marca de ayer se coloca como la novena mejor europea de 2018 en un ránking en el que Belmonte tiene el tercer mejor registro continental con 4:37.10. España, en estos Juegos, por el momento, consigue 7 medallas en la categoría femenina, dos de ellas de oro con Jessica Vall en los 200 braza y Catalina Corró en los 400 estilos.

Historias de superación como la de Cata dejan patente que lo que nos puede parecer imposible o muy difícil de conseguir, se puede convertir en un sueño hecho realidad. Los médicos le dijeron que no podría volver a hacer deporte hasta que no pasara un año, pero solo cuatro meses después ya estaba de nuevo en la piscina. 

 

Además, estos Juegos tenían que haberse celebrado un año antes, pero por falta de presupuesto se pospusieron a este año, lo que permitió a Catalina poder participar, llevarse un oro y subir a un podio que, metafóricamente, es una gran doble victoria. De esta forma, en las redes sociales se muestra el apoyo a esta nadadora que demuestra su valentía y coraje.  

Secciones: _noticias

Si quieres, puedes escribir tu aportación