JSTOR Daily

Nellie Bly es el pseudónimo de Elizabeth Jane Cochran’s Mills, nacida en 1864 en Pensilvania. Fue la primera reportera de periodismo de investigación. Las aportaciones a través de sus reportajes sirvieron para mejorar aspectos de la vida de varios colectivos.

A los dieciséis años escribió en el diario local de Pittsburg una réplica a una colummna que resultaba denigrante para las mujeres. La carta de Nellie gustó al editor del periódico y la contrató. Con solo dieciséis años escribía artículos sobre las pésimas condiciones de las mujeres trabajadoras.

Sus investigaciones provocaban quejas, de modo que la cambiaron a la sección femenina para cubrir noticias de sociedad, moda, hogar o jardinería. Nellie no se conformó y con 21 años se fue a México para documentarse sobre la dictadura de Porfirio Díaz. Durante seis meses escribió artículos en los que denunciaba el despotismo del dictador, la falta de libertades básicas; y de libertad de expresión y prensa. Las autoridades mexicanas obligaron a Nellie a abandonar el país.

A su vuelta se fue a vivir a Nueva York y allí la contrató Joseph Pullitzer. El primer reportaje le reportó un importante crédito como profesional; consiguió hacerse pasar por enferma mental e infiltrarse en un centro psiquiátrico, en el que comprobó las pésimas condiciones en que vivían las pacientes. Sus crónicas sobre el tema fueron publicadas por entregas y fue la sección más leída del periódico. Con su reportaje consiguió que el gobierno aumentase el presupuesto para mejorar las condiciones de las enfermas mentales.

En 1888 Joseph Pullitzer le propuso dar la vuelta al mundo en menos tiempo que el  empleado por el protagonista de la novela de Verne, La vuelta al mundo en 80 días. Nellie realizó la hazaña en 72 días. Durante el viaje escribió emocionantes crónicas desde los diversos puntos del planeta.

En el mismo periódico realizó reportajes de investigación en primera persona; se hizo pasar por empleada en una fábrica de cajas, criada de familias ricas, entre otros.

En 1910 comenzó a trabajar en The New York Evening Journal donde sus artículos fueron de suma trascendencia en su lucha a favor del sufragio femenino. Posteriormente, fue reportera en la Primera Guerra Mundial.

Sin embargo, Nellie no ha pasado a la historia por ser la primera reportera de investigación, el honor de ser el creador del Nuevo periodismo se lo ha llevado Truman Capote, con su publicación A sangre fría, en 1966.

Si quieres, puedes escribir tu aportación