El sábado 16 de junio los jugadores de los equipos de fútbol australianos Melbourne University Blacks y el St. Bernard F.C se reunieron en el Princes Park de Melbourne, donde la humorista Eurydice Dixon fue agredida sexualmente y asesinada el pasado miércoles.

Los equipos, reunidos alrededor de flores amontonadas en memoria de la humorista y con los brazos entrelazados, se unieron a un coro de voces para pedir respeto a las mujeres después del grave incidente.

ABC Melbourne, Twitter

Eurydice Dixon se dirigía hacia casa después de realizar un espectáculo la noche del martes y le envió un mensaje a su pareja diciéndole que ya casi estaba a salvo en casa. Pero al día siguiente su cuerpo fue encontrado en el Princes Park, lugar que ha adquirido un nuevo significado simbólico después de la tragedia.

Algunos jugadores se pronunciaron diciendo que se debía mostrar el respeto que merecen las mujeres y que la agresión y asesinato de Eurydice Dixon no lo refleja; o que, aprovechando que el fútbol es, tradicionalmente, estereotipado como un “juego de hombres”, querían lanzar un mensaje en favor al posicionamiento contra el acoso y las agresiones que muchas mujeres sufren día a día.

Muchas entidades, como la Cruz Roja o la policía se unieron al acto para mostrar su apoyo. Al fin y al cabo, la prevención del acoso y la lucha por combatirlo es cosa de todas y todos.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación