El Tribunal Supremo ha ratificado la condena al Hospital Joan XXIII de Tarragona después de que un trabajador interino del hospital abusara sexualmente de una paciente, aprovechando que se encontraba inconsciente.

El Hospital Joan XXIII tendrá que indemnizar a la víctima de la violación, responsabilizándose del delito cometido por parte de uno de sus trabajadores. El hospital había sido declarado responsable civil subsidiario por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Tarragona. Ahora el Tribunal Supremo ha rechazado los recursos de casación que el hospital y el acusado habían presentado y les condena además a pagar las costas judiciales.  

Los hechos ocurrieron la madrugada del 3 de mayo de 2013, cuando el acusado trabajaba como interino para el Institut Català de la Salut (ICS). El acusado aprovechó la inconsciencia de la víctima para abusar de ella sexualmente en el exterior del hospital, en un espacio en el que por aquel entonces no había cámaras de seguridad.

El acusado fue condenado a cuatro años de prisión y a pagar una indemnización de 12.000 euros, mientras que el ICS era declarado responsable civil subsidiario. El pasado martes el Tribunal Supremo afirmó que las pruebas habían sido bien valoradas y que no se vulneró en ningún momento la presunción de inocencia del acusado, ratificando así su condena y el rechazo definitivo a los recursos de casación.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación