Foto de @WTA

La brasileña Maria Esther Bueno, ha muerto a los 78 años en la ciudad de Sao Paulo. Marcó historia por su trayectoria profesional como tenista, abriéndose camino en las décadas de los años 50 y 60, época en la que encontró muchas dificultades. Aún así logró brillar y a lo largo de toda su carrera consiguió 19 torneos de Grand Slam (7 individuales, 11 en dobles y 1 en dobles mixtos), según BBC News.

Se puede decir que Bueno es una leyenda del tenis y es importante que se visibilice aquello que logró para que pueda ser aún más referente para otras niñas y mujeres. Se consagró como la número uno del mundo cuatro temporadas y en 1978, entró en el Salón Internacional de la Fama del Tenis fundado en 1954 y que hoy en dia es el mayor museo de tenis del mundo. María Bueno y Gustavo Kuerten (2012) son los dos únicos brasileños que forman parte de la lista de personas pertenecientes a este Salón. Al final de su carrera había ganado la impresionante cifra de 589 torneos internacionales.

En aquella época ser tenista, mujer y sudamericana, no era habitual y con sus pasos, abrió camino a otras muchas mujeres que siguieron su estela. A pesar de no tener un entrenamiento formal en su adolescencia y de ser una tenista autodidacta, logró con 18 años ganar el Campeonato Italiano en 1958, derrotando a las mejores tenistas de Inglaterra y de Australia. Marcó historia por varios motivos y uno de ellos es que fue la primera sudamericana que ganó un título individual en Wimbledon en 1959 convirtiéndose en la tenista número uno del mundo y recibiendo el premio que otorgaba la agencia de noticias Associated Press a la mejor atleta del año.

Pero las conquistas no quedaron en un hecho aislado. En 1960, 1964 y 1966 volvió a ocupar la primera posición del ranking mundial y volvió a ganar en Wimbledon en el 60 y el 64.  

Los comentarios que le han dedicado diferentes personalidades del mundo de tenis coinciden en que fue una mujer que inspiró, que fue luchadora y pìonera en una época en la que todo era más difícil. El mensaje que le dedica el Salón del Tenis en Twitter podría resumir la aportación feminista de María Bueno al mundo del deporte: “Campeona consumada que deja un legado perdurable de inspiración para generaciones de jugadores en su Brasil natal y más allá”.

Secciones: Noticias

Si quieres, puedes escribir tu aportación