Cada vez son más los ámbitos profesionales donde aumenta la conciencia de la necesidad urgente de incluir más mujeres en sus escenarios. En este mismo diario hemos recogido el ejemplo en el mundo de la ciencia. Ahora también es el turno de las directoras de fotografía. Ayer, 30 de mayo, se celebró el encuentro “Pensar con la luz: directoras de fotografía”. Quince directoras de fotografía compartían su trabajo con el público y los medios de comunicación asistentes al evento.

Los trabajos de directoras como Pilar Sánchez, directora de fotografía del largometraje seleccionado en La Quincena de los Realizadores de Cannes de 2018 “Carmen y Lola” o Juana Jiménez, una de las fotógrafas más demandadas en las agencias publicitarias, era proyectados para todo el público. Al terminar, tuvieron ocasión de compartir sus experiencias profesionales así como su visión y percepción de la fotografía en el mundo del cine, la televisión y la publicidad. Este encuentro, organizado por la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales, también persiguió contribuir a los lazos entre profesionales organizando como cierre del evento una sesión de networking.

Este tipo de iniciativas se vuelven imprescindibles a la vista de los datos de la presencia de mujeres en el mundo de la fotografía. Tal y como recoge CIMA, de los 89 años de historia de los Oscar, este año 2018 se ha dado la primera nominación a una directora de fotografía, Rachel Morrison, por su trabajo en Mudbound. Este dato no es de extrañar si tenemos en cuenta cuántas películas cuentan con directoras de fotografía en sus filas. En 2016, tan sólo el 2% fueron mujeres. Encuentros profesionales como el que tuvo lugar anoche en Madrid toman especial relevancia para romper el techo de cristal, también en el ámbito de la fotografía.

Secciones: Noticias

Si quieres, puedes escribir tu aportación