Aquarius // Wikicommons

El sábado 26 de mayo nació un bebé sano a bordo del MV Aquarius, un buque de búsqueda y rescate operado en asociación entre la organización internacional de ayuda humanitaria médica Médicos Sin Fronteras (MSF) y SOS MEDITERRANEE.

Según Médicos Sin Fronteras, la nueva madre pasó un año en Libia, donde dice que la mantuvieron cautiva, la golpearon, le dieron muy poca comida y la extorsionaron por dinero para su liberación. Afirma que escapó con su pareja y cientos de personas a principios de este año y desde entonces se habían estado escondiendo en la casa de un amigo en Libia, antes de emprender el peligroso cruce marítimo el jueves. 

Aquarius llegó el domingo por la mañana, con un total de 70 personas a bordo, al puerto de Catania, Sicilia. En este caso, el recién nacido ha conseguido llegar a Europa en brazos de su madre. Teniendo en cuenta las condiciones de riesgo que hay en Libia, si el parto hubiera sido 48 horas antes, posiblemente no habrían llegado a Europa.

Según euronews, casi 2.000 migrantes han sido rescatados por agencias de ayuda y el servicio de guardacostas y la Marina italianos en los últimos días. Los barcos los han llevado al puerto de Augusta en Sicilia. Como ya publicó este mismo medio, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), el 70% de los y las menores entre 14 y 17 años llegan a Europa solos, sin compañía de familiares. Según Enza Roberta Petrillo, investigadora de la Universidad de Roma La Sapienza, esta llegada de menores se debe a que ven en la migración “la única estrategia para encontrar protección y poder sostener a sus familias”. En este caso, como afirma la madre, se trata de un Milagro, ya que la frontera de Libia, el punto clave en la ruta de los migrantes africanos que intentan llegar a Europa por mar, representa un foco de violencia cada vez más grave.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación