El estudio “El rol de la obesidad en las conductas tabáquicas: estudio randomizado mendeliano en UK Biobank” -Role of obesity in smoking behaviour: Mendelian randomisation study in UK Biobank-, liderado por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) y la Universidad de Bristol (Reino Unido), evidencia la relación entre el hábito del tabaquismo y el aumento de peso y la obesidad.

El equipo investigador realizó un primer estudio con un grupo de pacientes del banco de datos de Reino Unido Biobank y replicó el mismo estudio con una población del consorcio de Tobacco and Genetics (TAG). Datos sobre el riesgo actual y pasado de fumar, la cantidad de cigarrillos fumados por día o la edad en la que el o la participante empezó a fumar fueron utilizados como medidas de evaluación. Los resultados obtenidos fueron consistentes tanto para hombres como mujeres.

Tras un análisis estadístico de los datos recogidos, el equipo investigador obtuvo que con cada incremento de la desviación estándar del índice de masa corporal (IMC) aumentaba el riesgo de ser fumador. Además, cuánto mayor era el IMC, mayor era también la intensidad del consumo de tabaco suponiendo un aumento de 0.88 cigarros por día en el grupo BioBank y hasta 1.27 cigarros por día para los y las participantes del grupo TAG.

Si bien socialmente se asocia el dejar de fumar a un aumento de peso debido a la sustitución de los cigarrillos por comida, este estudio también aporta evidencias sobre la relación entre la circunferencia de la cintura y el peso con el tabaquismo. Las personas fumadoras tienen una circunferencia de cintura mayor que personas que no han fumado nunca antes y, entre el mismo colectivo de fumadores/as, tienden a pesar más aquellas que tienen un hábito fumador más intenso.

Las contribuciones de este estudio científico arrojan luz sobre las políticas a desarrollar en relación con dos de los factores de riesgo relativos a nuestro estilo de vida: obesidad y tabaquismo. Ahora ya existen evidencias que permitan a la administración pública abordar conjuntamente ambos factores, sumando esfuerzos para combatir con mayor fuerza hábitos que perjudican nuestra calidad de vida.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación