Asia Argento // Wikicommons

En la ceremonia de clausura del Festival de Cine de Cannes, la actriz italiana Asia Argento lanzó un mensaje contundente lleno de valentía diciendo que en la audiencia había abusadores que aún no habían sido descubiertos, según Reuters.

Argento denunció una agresión sexual de Weinstein que ocurrió en ese mismo festival en 1997, cuando tenía 21 años. Ella asegura que Cannes era su coto de caza. Hasta que las actrices comenzaron a romper el silencio sobre él, acosadores como Weinstein eran recibidos en estos festivales como personas influyentes. Sin embargo, ahora es rechazado por una comunidad que lo abrazó y encubrió sus crímenes.

Asia Argento sacó a la luz de nuevo un tema que seguro que removió a más de una persona ya que con sus declaraciones quedó patente que aún sigue habiendo acosadores entre el público que, como Weinstein, continúan protegidos por unos cuantos. A continuación, sus palabras fueron directas a los acosadores diciéndoles que ellos saben a quién se dirige y, lo más importante, que el resto de personas también sabe quiénes son y no les van a permitir que se salgan con la suya por más tiempo. Estas palabras concluyeron con un aplauso del público que resonaría en los agresores como el fin de su coto.

El movimiento Time’s Up, se formó poco después de que The New York Times informara a principios de octubre que el productor cinematográfico de Hollywood Harvey Weinstein había estado durante décadas acosando a varias mujeres que lo habían acusado de conducta sexual inapropiada. Se ha convertido en una organización que insiste en un trabajo seguro, justo y digno para mujeres de todo tipo. Entre algunos de sus mensajes claros podemos encontrar: “no más silencio”, “no más tolerancia a la discriminación, el acoso o el abuso” y “es hora de hacer algo”. Las cifras que recogen en su página web nos indican que una de cada tres mujeres de entre 18 y 34 años han sufrido acoso sexual en el trabajo y el 71% de esas mujeres dijeron que no lo informaron.

Este movimiento, junto con las voces de mujeres valientes como Asia Argento, están logrando acabar con la ley del silencio que durante tanto tiempo ha protegido a los acosadores. Animan a posicionarnos como conjunto de la sociedad, porque ya no estamos solas. Es el tiempo de elevar las voces de quienes luchan por la verdad y la justicia en pro de la defensa de todas las mujeres.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación