Eurovision // Youtube

Como sabemos, el pasado sábado día 12 de mayo tuvo lugar el esperado LXIII Festival de la Canción de Eurovisión en el estadio Altice Arena, en Lisboa, Portugal. En esta última fase del festival participaron 26 países y el ganador de la misma fue Israel con la canción “Toy” interpretada por Netta Barzilai. España, como sabemos también, estuvo representada por Amaia y Alfred con el tema “Tu canción” y ocupó el discreto puesto 23 de 26 países.

Estos resultados pueden sorprender e incluso decepcionar a algunos debido a las expectativas generadas sobre los cantantes a lo largo de semanas hasta el día mismo del festival. Pero, aunque no hayan conseguido ganar esta edición, si analizamos su trayectoria e impacto social desde que se dieron a conocer en las galas de Operación Triunfo, veremos que para nada podemos situarlos en la categoría de perdedores.

La letra y la música de “Tu canción”, se convirtió, a través de todas las galas de la edición de Operación Triunfo 2018, en un símbolo de amor romántico para los y las adolescentes (y no tan adolescentes) de este país. Un referente de amor sincero, profundo, apasionado. Frases como “nunca llegué a imaginar que llegar a la luna sería real” o “siento que bailo por primera vez” hicieron sentir a muchas personas las ganas de volverse a enamorar o las ganas de enamorarse por primera vez. Y, desde un punto de vista feminista y transformador, eso sí que es un triunfo, sí que supone una transformación social profunda que ya ha contribuido a mejorar las vidas de muchas personas.

Acostumbramos a valorar la felicidad en función de los logros conseguidos en la vida, como puede ser conseguir un título académico, un buen trabajo, cierto estatus social o ser reconocido socialmente. Así que, aunque, según algunos medios, parece que quedar el número 23 de 26 países haya supuesto un fracaso total, “Tu canción” ha logrado emocionar y despertar muchos sueños encaminados a buscar y desear tener una (o varias) relación apasionada y romántica. Esto, no sólo nos hace más felices, sino que aleja a muchos y muchas adolescentes de sufrir relaciones basadas en la violencia.

Con los años, miraremos atrás y nos sentiremos orgullosos de haber representado el amor romántico en el festival de Eurovisión. Por eso, para muchos y muchas, no era importante si hubo beso o no lo hubo, o si Amaia y Alfred ganaban el festival o no lo ganaban, porque lo importante ha sido y es la transformación social generada con “Tu canción”, y eso ya se había conseguido.

Como evidencia el resultado. En la votación que abrimos en DF Diario Feminista “Tu canción” un 78.3% de las personas que votaron le concedieron una puntuación de 12 puntos. Hoy día es una victoria que una canción que aboga tan profundamente por los sentimientos haya gustado tanto.

Resultados votación "Tu Canción" en DF Diario Feminista
Secciones: _noticias Noticias

Si quieres, puedes escribir tu aportación