Entre un 30% y un 50% de los fallecimientos a causa del cáncer se pueden evitar si se detecta a tiempo. Diagnosticar esta enfermedad a tiempo no únicamente reduce el coste económico del tratamiento, sino que mejora la calidad de vida de las personas diagnosticadas, evitando las consecuencias de unas invasivas quimioterapias y/o radioterapias.

Estudios previos han determinado la importancia del flujo de los iones de calcio y su rol en el cuerpo humano: transmitir los mensajes químicos de las células. Ahora que se conoce la utilidad de analizar la sangre para detectar el cáncer, la ciencia ha podido avanzar y llevar un mejor control del calcio y determinar su relación con el desarrollo de diversas enfermedades, entre las cuales se encuentra el cáncer.

En un estudio recientemente publicado por la Science Translational Medicine, de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia, titulado Synthetic biology-based celular biomedical tattoo for detection of hypercalcemia associated with cancer [Tatuaje biomédico celular basado en la biología sintética para la detección de hipercalcemia asociada con el cáncer], el equipo investigador explica que la cantidad de calcio en la sangre puede ser un indicador de la existencia de esta enfermedad y cómo se podría identificar a través de un dispositivo.

Los investigadores y las investigadoras del Departamento de Ciencia e Ingeniería de Biosistemas de Escuela Politécnica de Zurich (Suiza), en colaboración con la Facultad de Ciencia de la Universidad de Basel (Suiza), han diseñado un implante que detecta los altos niveles de calcio en la sangre -que indican el posible desarrollo de un tumor en el organismo- y que provoca la aparición de un lunar artificial que lo indicaría. De momento, el implante, creado mediante ingeniería genética, ha sido probado en animales. Los ejemplares que tenían tumores han desarrollado manchas en el sitio en el que se les colocó el implante, confirmando así su efectividad.

Después de superar las diversas pruebas obligatorias para su salida al mercado, este dispositivo podría marcar un antes y un después en la detección temprana de los tumores y otras enfermedades que marcan un alto nivel de calcio en la sangre.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) explica que, además de la detección temprana, se podría reducir el riesgo de padecer cáncer cambiando nuestro hábitos poco saludables como el consumo de tabaco, el exceso de peso y la exposición sin protección a los rayos ultravioletas, entre otros.

 

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación