Foto: Evana&Tía (Web)

Eva Alonso y Gloría María Concha son dos mujeres emprendedoras que decidieron dar un giro al sector de la moda. Con el objetivo de empoderar a mujeres en riesgo de exclusión social, lanzaron al mercado Evana&Tía, una marca de bolsos y complementos de piel que pretende aportar otra forma de consumir. La firma fue diseñada el año pasado, pero ahora han empezado a trabajar con las mujeres del módulo de madres del Centro Penitenciario de Aranjuez, en Madrid.

 

La empresa ha instalado un taller en esta cárcel para que las presas puedan trabajar en ese espacio, encargándose de la última fase de producción de los bolsos. Por realizar esta tarea, las mujeres que están en el programa reciben una compensación económica, pero la idea de la marca es contar con ellas en el futuro. “El objetivo es que cuando las mujeres salgan de la cárcel, que es cuando más barreras tienen para acceder al mercado laboral, sigan trabajando con nosotras”, ha explicado Eva Alonso a Europa Press.

 

La primera fase de fabricación de los productos tiene lugar en la localidad andaluza de Ubrique, pero los bolsos están diseñados para que puedan ser acabados en cualquier taller y con mujeres que no tengan experiencia. Las primeras en formar parte del equipo han sido mujeres que se encuentran en prisión junto a sus hijos, pero la marca también colabora con la ONG Swawalambi. Esta organización establecida en India ayuda a mujeres que no pueden trabajar fuera de casa, que ya han empezado a coser las próximas fundas protectoras de la firma.


Estos son solo los primeros pasos de un largo trayecto que la marca pretende recorrer junto a otros grupos de mujeres y contribuir así en su inserción sociolaboral. Evana&Tía quiere dar valor a sus productos y despertar conciencia sobre la importancia de saber quién está detrás de su fabricación. De momento ya cuentan con cuatro diseños de bolsos en distintos colores que se pueden adquirir a través de su página web.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación