La Unión Europea y la ONU se han organizado, junto con delegaciones de 85 países y varias ONG, con el objetivo de poder hablar de la situación de Siria siete años después del inicio del conflicto, así como analizar las secuelas de la guerra. Aprovechando la ocasión, la organización internacional  Save the Children International puso como punto en el debate el grave problema de la escolarización en Siria, donde, según datos de la propia organización, actualmente uno de cada tres niños y niñas sirios no está escolarizado, al menos 2,5 millones de niños y niñas no van a la escuela, tanto dentro como fuera del país.

Partiendo de esta preocupación internacional, la Unión Europea y la ONU pretenden conseguir donaciones por un valor de unos cinco mil millones de euros para invertir en las necesidades más básicas, especialmente en educación.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación