El instituto IMDEA Networks, en Madrid, y el Instituto Internacional de Ciencias de la Computación de la Universidad de California, en Berkeley (EE. UU.), desvelan en un estudio que miles de aplicaciones (apps) dirigidas a menores pueden estar violando su privacidad en internet. Esto supone que miles de apps y videojuegos disponibles en Google Play hacen un seguimiento potencialmente ilegal del uso que le dan los menores. Se trata de los resultados obtenidos tras el análisis de cerca de 6.000 aplicaciones infantiles, que ofrece cifras como, que el 57% pueden estar vulnerando la Ley de Protección Infantil en Internet (COPPA), en vigor en EE. UU. También demuestra que miles de las aplicaciones probadas recogieron y compartieron con terceros datos personales de menores de 13 años sin el consentimiento de sus padres. Se trata de un estudio publicado en la revista Proceedings on Privacy Enhancing Technologies, cuyos resultados serán presentados en el Privacy Enhancing Technologies Symposium (PETS 2018) que se celebrará en Barcelona el próximo mes de julio.

 Los datos que publica SINC sobre esta investigación muestran que el 28% de estas apps, mayoritariamente gratuitas y más populares a nivel global entre el público infantil por ser descargadas una media de más de 750.000 veces, accedieron a datos confidenciales protegidos por permisos de Android; el 73% transmitieron datos confidenciales a través de internet; el 4,8% presentaron violaciones claras al compartir la ubicación  o el contacto sin consentimiento; el 40% compartieron información personal sin aplicar medidas de seguridad razonables; el 18% compartieron con servicios o socios empresariales identificadores persistentes (como el IMEI del móvil) para fines prohibidos como la publicidad dirigida, y el 39% no parecen tomar medidas suficientes para proteger la privacidad de las niñas y niños.

Ante la publicación de estos resultados, Google, Disney y Gameloft, responsables de las apps más populares, se han comprometido a investigar lo sucedido. Son datos que, junto con el caso reciente de Facebook, muestran la urgencia de tratar la ciberseguridad. En cuanto a la ley existente en EE. UU. y la que en mayo se aprobará en la Unión Europea (GDPR,  en España RGPD) para la regulación de la privacidad en internet, los autores de este estudio señalan que hasta el momento estos intentos reguladores han tenido poco efecto a la hora de frenar estas prácticas. También los resultados del estudio señalan que la autorregulación de la industria es ineficaz al no conseguir mejorar los estándares de seguridad. De acuerdo con este equipo de investigación, ante la vulneración de los derechos de las y los consumidores de manera prevalente y masiva, se requieren esfuerzos centralizados de regulación y de control de su aplicación por parte del gobierno.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación