Hoy a las 13h. se ha procedido a la lectura de la sentencia del caso de La Manada, la fiscalía pedía para cada uno de los cinco acusados 22 años de prisión por cinco delitos continuados de agresión sexual, contra la intimidad y otro por robo con intimidación,  y las acusaciones particulares realizadas por el Ayuntamiento de Pamplona y el Gobierno de Navarra elevaban la solicitud de la pena a 26 años de cárcel, mientras que el abogado defensor de los acusados pedía su absolución.  Finalmente, la sentencia recoge lo siguiente; los cinco han sido condenados acusados de abuso sexual a 9 años de cárcel y al pago de una tercera parte de las costas procesales e inhabilitación especial para el ejercicio para sufragio pasivo. Tampoco podrán acercarse a más de 500 metros a la joven agredida y tienen prohibido ponerse en contacto con ella en los próximos 15 años. Se les impone también, cinco años de libertad vigilada. Además de la condena de presión, los miembros de La Manada tendrán que indemnizar a la víctima con 50.000 euros, 10.000 cada uno. Siendo los cinco acusados condenados por abuso sexual pero no por violación. Por otra parte, han sido absueltos de un delito contra la intimidad y solo uno de ellos ha sido condenado a dos meses de multa por hurto, concretamente por el robo del móvil de la joven.

Hoy es importantísimo solidarizarse muy activamente con la víctima de un grupo de 5 chicos en cuyo whatsapp hablaban sobre cómo violar chicas aprovechando las fiestas.

Mujeres de todas partes se han empezado a concentrar esta mañana a las puertas del Palacio de Justícia de Navarra para solidarizarse con la víctima, dando voz a los hastags #EstaEsNuestraManada #HermanaYoSiTeCreo que en solo cuatro horas habían conseguido ya más de 12.000 tuits. A parte de los más de cien medios de comunicación acreditados para seguir en directo la lectura de la sentencia. Posteriormente, conocida la sentencia, colectivos feministas y personas a título individual han empezado a convocar concentraciones delante de las sedes del Tribunal de Justicia o los Ayuntamientos de cada municipio, en ciudades como Murcia, Huesca, de las que iremos informando.

Algunos colectivo feministas ya han mencionado en alguna ocasión que ante cualquier margen que dejen las leyes, la justicia va a emitir veredictos sexistas a favor de agresores y en contra de sus víctimas y que muchos hombres y bastantes mujeres van a apoyar ese machismo violento. Sin embargo, sabemos que cada vez más mujeres y hombres están crecientemente en contra de toda violencia sexual. Las feministas, con el “No es no”, logramos poner freno a interpretaciones de que “cuando una mujer dice no, está deseando el sí”. Luego vimos que era necesario ampliar ese no y logramos el “Menos que sí, es no”. Hay feministas que ya han desarrollado nuevos elementos teóricos que ayudan a ir más allá de ese “Menos que sí, es no”, permitiendo desarrollos legislativos y cambios culturales que dejan claro que hay muchos contextos violentos en los que la víctima no puede llegar a decir esa expresión ni antes ni durante la violación o el acoso. La clarificación de las diferencias de los actos comunicativos de poder y dialógicos es una de las mejores líneas abiertas para este nuevo paso de nuestra lucha feminista.

Esta tarde mujeres y hombres vayamos a las manifestaciones, actuemos ya en las redes, salgamos al paso de los comentarios disculpando a los agresores, evitemos falsedades como que todos los hombres son agresores… y también luchemos desde la teoría feminista para abrir las muchas puertas que todavía tenemos cerradas, especialmente aquellas que dificultan nuestra lucha por “violencia cero desde los cero años”.

Secciones: _noticias

Si quieres, puedes escribir tu aportación