La Agencia de Investigación y Calidad de la Atención Sanitaria (AHRQ) ha publicado recientemente los primeros hallazgos de la iniciativa EvidenceNOW: avanzando en la salud del corazón en la atención primaria. EvidenceNOW es el mayor estudio de investigación financiado por AHRQ que, en línea con el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, pretende reducir el tiempo que tardan en llevarse a la práctica los mejores resultados de la investigación sobre las prácticas básicas para la prevención de enfermedades cardiovasculares: aspirina en individuos de alto riesgo, control de la presión arterial, control del colesterol y dejar de fumar.   

La iniciativa EvidenceNOW se realizó entre diferentes estados de los EE.UU. involucrando 1500 prácticas de atención primaria y casi 8 millones de pacientes. Diseñaron diferentes mecanismos de medición como, por ejemplo, cooperativas regionales para medir la calidad de los servicios que no siempre los pequeños centros médicos disponen de ellas.

Según David Meyers, director médico de AHRQ y director de EvidenceNOW, el proyecto pretende mejorar de forma medible la salud de las y los estadounidenses mediante la atención primaria basada en evidencias; así como elaborar un plan para proporcionar prácticas para la atención primaria, y mejorar así su calidad, centrándose en la atención cardíaca, con el objetivo de proporcionar soluciones para su mejora, ya que la atención primaria es la parte más básica de la atención médica en EEUU.

Los hallazgos incluyen ocho aspectos principales: 1) Las prácticas de reclutamiento de iniciativas de mejora de calidad a gran escala son difíciles y costosas. 2) La propiedad por parte del hospital de las prácticas implementadas se asocia con percepciones positivas del entorno de trabajo y un menor agotamiento. 3) En algunos lugares, las prácticas de atención primaria individuales tienen más probabilidades de cumplir las pautas de reducción de riesgos cardiovasculares que las prácticas grupales. 4) Los eventos disruptivos importantes, como los cambios de ubicación, afectan negativamente a los esfuerzos de mejora de la calidad de dichas prácticas. 5) Las prácticas con menos interrupciones importantes son más propensas a utilizar estrategias de mejora de la calidad para mejorar los servicios preventivos cardiovasculares. 6) La práctica de la reserva adaptativa y la capacidad de liderazgo no están asociadas con el control de la presión arterial inicial. 7) Las intervenciones para disminuir la enfermedad cardiovascular no son uniformes para todas las personas. 8) Las perspectivas de los líderes y los facilitadores de prácticas sobre la mejora de la calidad pueden diferir en los análisis sobre la intensidad de las prácticas y el ritmo de cambio.

Más allá de los datos concretos de iniciativas como esta, este estudio nos muestra la preocupación por el impacto social de la investigación, por su utilidad para la mejora de las vidas humanas, y que todos aquellos hallazgos ayudan a descartar hipótesis erróneas de las investigaciones, que también son útiles para el avance de la ciencia.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación