Jerrie Cobb en 1961

El pasado viernes 13 de abril, Netflix estrenó un documental sobre trece mujeres a las que en el año 1958 se les realizaron unas pruebas para viajar al espacio, pero a ninguna de ellas se le permitió hacerlo, aún habiendo sido seleccionadas.

El documental, con nombre Mercury 13, hace referencia al Proyecto Mercury de la NASA, en el que el médico William Lovelace realizó pruebas médicas a siete hombres seleccionados para viajar al espacio y a trece, de entre veinticinco mujeres. Las trece mujeres fueron evaluadas con las mismas pruebas que los hombres; pruebas un tanto duras como someterse a una inyección de agua helada en los oídos que provocaba vértigo u otras pruebas de aislamiento social. Pero, pese a ello, ninguna de ellas llegó a viajar al espacio por el simple hecho de ser mujeres. De hecho, no fue hasta 1983 que Sally Ride, la primera mujer astronauta norteamericana en pilotar una nave espacial, lo hiciera, veinte años después de la piloto soviética, Valentina Tereshkova.

Las trece mujeres que participaron en el proyecto fueron Myrtle Cagle, Jerrie Cobb, Janet Dietrich y Marion Dietrich, ambas gemelas, Wally Funk, Sarah Gorelic, Jane “Janey” Hart, Jean Hixson, Rhea Hurrle, Gene Nora Stumbough, Irene Leverton, Jerri Sloan y Bernice Steadman.  

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación