Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (Wikipedia)

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha condenado a una empresa por haber pagado menos sueldo a una mujer en comparación con sus compañeros hombres; lo que la convierte en la primera sentencia judicial de España por discriminación por razón de sexo.

De los cuatro puestos directivos de la empresa de servicios de gestoría, tres los ocupaban hombres y el cuarto, una mujer. La empresa no ha podido justificar objetivamente ante el juez del TSJA de Málaga, la discriminación salarial hacia la mujer, que tenía una igual categoría profesional y una similar cualificación para un puesto de igual valor que sus compañeros hombres. De esta forma, la empresa incumplió tanto el artículo 28 del Estatuto de los Trabajadores como el artículo 14 de la Constitución Española que establecen el derecho de las personas a no sufrir discriminación alguna por razón de sexo.

La empresa se regía por un sistema de fijación de incentivos establecido por el gerente, aparte del salario base. Durante varios años, la mujer dejó de cobrar estos incentivos, que se elevan hasta los 35.000€, cantidad con la que la empresa se ve obligada a indemnizar a la trabajadora, ahora por orden judicial. La sentencia incluye los daños morales que sufrió durante este tiempo la trabajadora, que acabó siendo despedida de la empresa.

Sin duda esta sentencia crea un precedente en la sanción contra la brecha salarial en la empresa privada, a la vez que significa un paso más en la igualdad de género a nivel laboral. Cabe destacar también el actual momento histórico en la lucha feminista, como la multitudinaria huelga del pasado 8 de marzo en la que también se reivindicaban unas condiciones laborales iguales a las de los hombres. Los movimientos sociales significan una crucial oportunidad legislativa, y presionan hacia una mejora de dicha realidad, visibilizando los conceptos que causan el problema, contribuyendo a que se lleguen a legislar. Estamos, por tanto, un paso más cerca de un ordenamiento jurídico punitivo con la brecha salarial.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación