Valentina Tereshkova

Valentina Tereshkova no solamente fue la primera civil en volar al espacio, sino que también se convirtió en la primera mujer en pilotar una nave espacial.

Hija de proletarios en la Rusia comunista, Valentina Tereshkova comenzó la escuela en 1945, a la edad de ocho años, pero la dejó en 1953 y continuó estudiando a través de cursos alternativos. Se interesó por el paracaidismo a edad temprana y se entrenaba en un aeroclub local. De hecho, su primer salto fue en 1959, cuando tan solo tenía 22 años y se dedicaba a trabajar en una fábrica del sector textil. En parte, el paracaidismo la condujo a ser una de las seleccionadas para pilotar la cosmonave Vostok 6.

En 1961 se convirtió en secretaria de la Unión de Jóvenes Comunistas y se unió así al Partido Comunista de la Unión Soviética. Esto la llevó a incorporarse a la Fuerza Aérea Soviética y ser una de las más de cuatrocientas candidatas para volar al espacio en 1962. En realidad, Serguéi Korolyov, diseñador de cohetes soviético, fue quien tuvo la idea de realizar un vuelo al espacio con una mujer al mando, después del vuelo anterior de Yuri Gagarin en 1961.

La idea principal era que Tereshkova pilotara la Vostok 5 mientras que la Vostok 6 la pilotaría un candidato masculino, pero la Comisión de Espacio Estatal nombró a la paracaidista para que pilotara la Vostok 6,lo que fue confirmado por el político Nikita Khruschev en mayo de 1962. De esta forma, Tereshkova partió hacia el espacio el 16 de junio de 1963 junto a sus compañeras Irina Baiánovna y Valentina Leonídovna, que eran la tripulación de apoyo mientras ella pilotaba la cosmonave.

Así se convirtió Valentina Tereshkova en la primera civil y la primera mujer en pilotar una nave espacial, en convertirse en astronauta. En 2013, a la edad de 81 años, se ofreció para hacer un viaje a Marte, si le daban la oportunidad.

Si quieres, puedes escribir tu aportación