Tres locales del País Vasco se han plantado en contra de la violencia machista. Las salas Satélite T, en Bilbao, Hell Dorado, en Vitoria, y Kutxa Kultur Kluba, en San Sebastián, han decidido cancelar los conciertos programados del grupo mexicano Los Explosivos. El motivo por el cual han querido prescindir de esta banda es que el guitarrista, Sabú Avilés, está acusado de dar una paliza a su expareja en 2016, una agresión por la que ella necesitó atención médica en el hospital. La víctima contó lo sucedido a través de sus redes sociales y en el mismo mensaje publicó imágenes de los moratones que tenía por todo el cuerpo. Avilés no desmintió la agresión y acusó a su esposa de estar exagerando los hechos.

Tras conocer esta historia, la postura de los propietarios de las salas donde Los Explosivos tenían previsto tocar en el País Vasco es clara y se oponen totalmente a dar cabida a un grupo implicado en un caso de violencia machista. «Aun tirando nuestro trabajo por la borda, esta banda no actuará en nuestra sala», han sido las contundentes palabras de los portavoces del local Hell Dorado.

Por su parte, los integrantes del grupo siempre han apoyado la versión del guitarrista y decidieron no expulsarle después de que su esposa denunciara malos tratos públicamente. Esta semana, Los Explosivos han querido defenderse a través de un comunicado en el que aseguran que “no promueven la violencia hacia la mujer” y han acusado a los medios de comunicación de su país, así como a los colectivos feministas, de haber difundido este caso sin haber investigado qué había sucedido.

Secciones: Noticias portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación