Twitter UN Women

La Unión Europea y las Naciones Unidas se han unido en una iniciativa global orientada a eliminar todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas: Spotlight. El lunes 12 de marzo fue el día de la apertura de la 62ª sesión de la Comisión sobre el Estatus de la Mujer (CSW62) y Spotlight reunió a líderes de gobiernos y a la sociedad civil para discutir las estrategias para conseguir eliminar la violencia contra las mujeres y niñas, según la noticia de Naciones Unidas.

La violencia contra las niñas y las mujeres es una de las violaciones de los derechos humanos más extendidas, persistentes y devastadoras que no sabe de fronteras ni naciones. Spotlight es una iniciativa  que pone el punto de mira en esta problemática y la convierte en el centro de todos los esfuerzos para que todas y cada una de de las mujeres y las niñas vivan una vida digna y avancemos hacia un mundo sin violencia, en consonancia con la agenda 2030,

 

Sus propósitos son, por una parte, poner de relieve la importancia de sacar a la luz pública todas las formas de violencia contra mujeres y niñas y situar el foco en esta problemática, ya que a menudo la violencia ocurre en la oscuridad, es decir, se niega o se oculta, y para acabar con ella hay que sacarla a plena luz. Por otra parte, incide en la importancia de invertir de forma específica en mujeres y niñas para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible y dejar patente el compromiso firme de la Unión Europea y Naciones Unidas. Por último, la Unión Europea, que será la principal fuente de inversión, aportará 500 millones de euros de partida. No obstante, donantes y asociados podrán contribuir al fondo que se creará para ello. Así, se realizarán inversiones específicas en Asia, África, América Latina, el Pacífico y el Caribe con el fin de mejorar la vida de las mujeres y las niñas.  

 

La iniciativa responderá a todas las formas de violencia haciendo hincapié en la violencia doméstica, en la violencia sexual y por razón de género, en las prácticas tradicionales nocivas, en el femicidio, en la trata de personas y en la explotación sexual y económica (laboral).   

 

Amina J. Mohammed (vicepresidenta general) en su discurso de apertura dijo que hay que ir a por ello en todas sus formas y manifestaciones. Las pruebas demuestran que determinadas características de las mujeres como la discapacidad, las situaciones de conflicto o crisis humanitarias entre otras, aumentan su vulnerabilidad. Globalmente se estima que el 35% de las mujeres en todo el mundo han sufrido violencia física y/o sexual por parte de su pareja o violencia sexual por parte de personas distintas a su pareja, según datos de la ONU. Helga Schmid, secretaria general del Servicio Europeo de Acción Exterior, hizo hincapié en la necesidad de una respuesta colectiva en la que se involucre al mayor número posible de organizaciones internacionales, regionales, estados individuales, destacando el papel de los actores no estatales y organizaciones de la sociedad civil.

 

Así, diversas mujeres como Ana Leticia Aguilar Theissen (Secretaria Presidencial de Mujeres, de Guatemala), Lizzie Kiama (defensora de Kenia), Dubravka Simonovic (Relatora Especial de la ONU sobre Violencia contra las Mujeres), Tarcila Rivera (Perú) y Miki Wali (activista Trans y Juventud, de Fiji) destacaron en sus discursos aquellas discriminaciones que sufren las mujeres y niñas en diferentes lugares del mundo y por diversas razones, como las indígenas, la comunidad LGBTQ o las mujeres con discapacidad en Kenia.  

 

Con el principio claro de “no dejar a ninguna mujer atrás” Spotlight da luz a una oscuridad, lo que nos acerca más a un mundo mejor para todas las mujeres sin excepción.

 

Más información en:  #SpotlightFindDeLaViolencia #HerStoryOurStory

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación