Maite Paramio, Mar Joanpere, Victòria Forns

La Asociación Catalana de Sociología (ACS) ha celebrado por primera vez un acto en homenaje al 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora con éxito. El lunes 19 de marzo tuvo lugar en el Institut d’Estudis Catalans una charla-debate sobre las desigualdades de género en la academia, con la participación de la Catedrática de Producción Animal de la Universidad Autónoma de Barcelona y vocal de la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas, Maite Paramio, y Victòria Forns, profesora de Trabajo Social de la Universidad Rovira i Virgili y Diputada en el Parlamento de Cataluña del 2010 al 2015 y Concejala en el Ayuntamiento de Tarragona de 2007 a 2015.

Posteriormente, Marta Soler, Presidenta de la Asociación Catalana de Sociología, expuso el posicionamiento de la ACS en el marco del Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Seguidamente transcribimos sus palabras, que cerraron un acto histórico para la ciencia, la sociología y la lucha por unas universidades e instituciones científicas libres de acoso y violencia de género.

Estimadas y estimados,

Desde la nueva Junta de la Asociación Catalana de Sociología, estamos muy contentas y contentos de celebrar por primera vez en la historia de la asociación un acto en el marco del Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Contando hoy con la colaboración especial de Victoria Forns y Maite Paramio, a quienes agradecemos su participación.

El pasado día 8 de marzo de este 2018 ha marcado un hito histórico en muchos sentidos. Este año más que nunca, mujeres de todos los orígenes, de todas las edades y profesiones, han salido a las calles para hacer oír sus reivindicaciones. Por primera vez en nuestro contexto más cercano, las proclamas del feminismo no han quedado relegadas a un grupo de unas pocas sino que se han difundido por todas partes de forma clara y contundente. Y este cambio no ha sido porque sí. Desde hace meses y durante los últimos años, se está produciendo un cambio profundo en cuanto las cuestiones de género en el ámbito internacional. Últimamente, hemos seguido la campaña del #metoo que no se detiene y cada vez coge más fuerza, mientras que en la academia, en nuestras universidades cada vez estamos rompiendo el silencio contra las desigualdades y el acoso de forma más clara.

En los últimos años hemos podido ver a la luz casos de acoso como el del catedrático de la UB, el de la universidad de Sevilla, la Complutense, la universidad de Zaragoza, la de Girona … y un largo etcétera. Este, sin embargo, sólo es un primer paso, poco a poco estamos consiguiendo darle la vuelta al feudalismo que impera en nuestro sistema universitario y construir con esfuerzo unas universidades más democráticas y libres de violencia de género.

Pero esta transformación tiene consecuencias muy fuertes, para todas las que nos atrevemos a denunciar las dinámicas internas de nuestro sistema universitario a través de la investigación y a través de nuestra praxis diaria, rechazando profundamente cualquier tipo de violencia.

Sin embargo, no dejamos ni dejaremos de dar siempre apoyo a las víctimas del acoso sexual, de primer y segundo orden, y solidarizarnos con todo el alumnado y el personal universitario vulnerable a estas situaciones de desigualdad. Ya que entendemos que el rigor científico, desde cualquiera de las disciplinas, se ejerce desde el compromiso ético y el rigor, tal como lo entienden también todas las universidades del más alto prestigio en el ámbito internacional. Por todo ello, hoy, en esta conmemoración del 8 de marzo, queremos reivindicar desde la Asociación Catalana de Sociología, la necesidad de posicionarnos siempre contra la violencia y las desigualdades de género, para promover en nuestros discursos, pero sobre todo también en nuestra práctica, unas universidades, una sociología y, al fin y al cabo, una ciencia, totalmente libres de acoso, capaz de mejorar siempre la vida de las personas a través del compromiso científico, ético y social.

Desde aquí seguiremos trabajando siempre en esta dirección, soñando en el día en que ya no nos haga falta convocar debates como el de hoy porque esta problemática estará totalmente superada.

Muchas gracias.

¡Viva la sociología, también en voz de mujer!

Secciones: Culturas Noticias

Si quieres, puedes escribir tu aportación