Foto de Twitter

Según el mayor observatorio sobre la igualdad de género en los medios informativos a nivel mundial, la International Women’s Media Foundation (IWMF), el 73% de los cargos de máxima responsabilidad empresarial son ostentados por hombres y en los medios españoles esta cifra sube al 75%.

Según publica la agencia SINC, una investigación reciente, enmarcada dentro del estudio Worlds of Journalism Study, sobre la brecha laboral en los medios de comunicación, llevada a cabo por las Universidades Rey Juan Carlos y Complutense de Madrid y la Universidad de Múnich (Alemania), evidencia la prevalencia de los patrones de desigualdad laboral femenina, significada por la infrarrepresentación de las mujeres, los obstáculos en su carrera profesional y salarios inferiores en cualquier rango profesional.

El pasado 8 de marzo se leyó públicamente el manifiesto elaborado por el colectivo “Las periodistas paramos” en diferentes ciudades del territorio.  Una gran mayoría de periodistas secundaron la huelga, hecho que tuvo un gran impacto en la profesión.  En el inicio de su manifiesto resume su aportación:

“Todas sufrimos el mismo machismo que las mujeres del resto de sectores –precariedad, inseguridad laboral, brecha salarial, techo de cristal, acoso sexual o ninguneos– pero con las particularidades asociadas a nuestra profesión. Somos conscientes de la relevancia social de nuestro trabajo y, por eso, mostramos también nuestra preocupación por la visión parcial de la realidad que tantas veces ofrecen los medios y en la que falta la presencia y aportaciones de las mujeres. El feminismo también es necesario para mejorar el periodismo”.

Pese a que la mayoría de las mujeres tienen mayor formación y preparación profesional relacionada con el periodismo, casi las tres cuartas partes de los puestos de responsabilidad y dos tercios de los relacionados con la toma de decisiones sobre los contenidos son ocupados por hombres. Además, las mujeres reciben menores salarios que los hombres en todas las categorías salariales con independencia del puesto que ocupan. A esto se le une la dificultad para conciliar la vida laboral con la profesional en una profesión dura y competitiva como es el periodismo.

Esta desigualdad se reduce cuando hablamos de medios digitales. Las nuevas plataformas de información digitales han posibilitado que las mujeres se hagan un hueco y puedan ser protagonistas de su propia profesión. El estudio demuestra que las mujeres ocupan cargos de mayor responsabilidad editorial en estos medios, que pueden informar y dar opinión con autonomía al ser también directoras o editoras y poder decidir por ellas mismas.

Queda patente la desigualdad laboral femenina en los medios de comunicación españoles, como en cualquier otro ámbito laboral.  El pasado 8 de marzo una gran parte de las periodistas españolas secundaron la huelga feminista, y fue visto en varios medios españoles, en las grandes cadenas de televisión, prensa y radio.

Secciones: Noticias

Si quieres, puedes escribir tu aportación