En pleno siglo de la información, la utilización de dispositivos electrónicos es una realidad y, para la mayoría, una necesidad. Habiendo vivido sin toda esta tecnología diaria, la gente de avanzada edad puede encontrarse con dificultades para adaptarse a una vida digital y beneficiarse de todo el potencial de los dispositivos de los que se dispone actualmente.

Desde la inclusión de las distintas tecnologías en las vidas diarias se han ideado soluciones para esta barrera entre generaciones. Algunas de estas mejoras son propiamente físicas: nuevos dispositivos adaptados para una utilización sencilla e intuitiva. En este apartado encontraríamos dispositivos como Ily, teléfono fijo con el objetivo de mantener en contacto los distintos miembros de la familia de forma sencilla.

Ily ofrece desde conversaciones de voz a videoconferencias, mensajes de vídeo y texto. Su pilar fundamental es mantener la interacción entre aquellas personas con dificultad para el aprendizaje del uso de las nuevas tecnologías, como las generaciones más pequeñas y las mayores. Además no requiere que sus contactos también dispongan de un teléfono Ily. Aquellos que utilicen móviles Android o iPhone pueden descargarse su aplicación para beneficiarse también de sus funciones.

Sin embargo, si las personas ancianas se han acostumbrado ya a los dispositivos móviles actuales, también hay en el mercado apps que resultan más intuitivas para que hagan uso de ellas al realizar videoconferencias con sus familiares. La misma empresa Google ha creado una app sencilla y accesible con este fin, Google Duo, simplemente un equivalente al popular Whatsapp para videollamadas. Google Duo soluciona complicaciones que podrían tener algunos competidores como Skype. La búsqueda de contactos es sencilla, con solo buscar su número. Además, para realizar una videollamada es suficiente con un solo click, lo cual facilita la interacción con gente de avanzada edad.

Aparte de apps propiamente de videoconferencias, también hay la posibilidad de descargarse teclados más accesibles para poderse utilizar con las apps ya tradicionales para videollamadas. Algunos de estos ejemplos son Big Launcher para Android, MessagEase para iOS y Android y Speechnotes para Android.

No hay barreras para la comunicación. Desde las apps hasta los propios dispositivos e incluso los mismos teclados, pueden facilitar esta tarea de realizar videoconferencias que podría resultar más complicada para la gente de avanzada edad.

Secciones: _noticias

Si quieres, puedes escribir tu aportación