La danesa Carolina Wozniacki se hizo con la gran final del Abierto de Australia venciendo a Simona Halep con un 7-6 (7-2), 3-6 y 6-4. Wozniacki consiguió su primer título de Grand Slam tras batir a Halep durante unas duras casi tres horas, siendo el fatigante clima de Melbourne el gran protagonista del evento.

Caroline Wozniacki. Wikipedia

 Así, ha pasado de situarse entre las primeras posiciones del ranking mundial a conseguir finalmente su primer major, sustituyendo a Halep en el número 1. Las condiciones calurosas hicieron de este partido un reto aplaudido y reconocido por varias personalidades, como la mismísima Serena Williams que dedicó un tweet a su amiga Wozniacki expresando lo orgullosa que está de ella. Esta es una de las finales más duras que se recuerdan, ya la que el calor obligó a ambas tenistas a detener el partido varios minutos para recuperarse físicamente.

Durante sus palabras como ya ganadora, Wozniacki se mostró orgullosa y muy emocionada de ganar este primer trofeo, un sueño perseguido durante mucho tiempo, reconociendo haber estado nerviosa esa misma mañana por sus ganas de arrebatar la primera posición del ranking mundial. Con la euforia que tiñe este dulce momento profesional, Wozniacki asegura que por ahora prefiere centrarse el presente disfrutando del premio obtenido, sin preguntarse cuándo conseguirá su segundo trofeo.

Secciones: Noticias

Si quieres, puedes escribir tu aportación