Desde el 2014/2015 funciona en la Comunitat Valenciana el Equipo de Formadores de Convivencia Dialógica. A inicios de este curso se realizaba la segunda edición para formadores en Modelo Dialógico de Prevención de Conflictos en la sede de Valencia de CCOO, entidad colaboradora.

El equipo, compuesto mayoritariamente por profesorado, imparte formación con base científica sobre prevención de la violencia escolar en los centros que la solicitan. El interés de muchas escuelas e institutos de la Comunitat Valenciana por conocer esta Actuación Educativa de Éxito ha aumentado mucho durante los dos últimos cursos, por lo que se ha visto necesaria la ampliación del equipo. La característica principal de esta formación, que la diferencia de otras, es su fundamentación teórica y científica de reconocimiento internacional.

En el taller se explican las bases teóricas del modelo, la puesta en práctica en el centro y en el aula y se experimenta el análisis de vídeos, canciones, etc, desde el lenguaje de la ética y lenguaje del deseo, además de realizar una tertulia pedagógica sobre algún artículo científico sobre socialización preventiva. Se busca la transformación del docente hacia la coherencia con los valores que deseamos para nuestras escuelas. Este trabajo está tejiendo una red de solidaridad en nuestro territorio que, mediante la ayuda mutua, posibilita que un mayor número de centros tenga acceso a las actuaciones más contrastadas a nivel internacional para la superación de la violencia.

Algunas de estas actuaciones consiguen frenar el acoso sexual de primer y segundo orden son: dotar de atractivo el comportamiento no violento y  eliminar el atractivo con que el discurso dominante presenta la violencia; no justificar ni normalizar la violencia en ningún contexto ni en ninguna edad; pasar a ser testigos activos que hacen algo cuando ven algo, lo que se conoce como bystander intervention begins by you; educar en los sentimientos de amistad y solidaridad creando redes de apoyo y protección a las víctimas y a las personas valientes que denuncian.

El tema es serio. A la escuela no le están funcionando los programas sueltos, sino los cambios profundos mediante los cuales los centros se organicen conforme a los valores en los que pretendemos educar. Es de justicia que los niños y las niñas reciban lo que sabemos que funciona y les va a garantizar las mejores trayectorias de vida futura.

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación