Aly Raisman//Wikipedia

Cada vez más deportistas se atreven a romper el silencio y denunciar acoso por parte de otros deportistas o de miembros de la institución como los médicos. La gimnasta Aly Raisman, denuncia el silencio impuesto por parte de USA Gymnastics, cuando denunció el acoso recibido por parte de uno de sus médicos, Larry Nassar.

Nassar ha sido citado a declarar en una vista que se espera que dure hasta el viernes. Por el momento Nassar admitió haber abusado de atletas, entre los que se encuentra una persona de tan solo seis años, durante el período en que fue médico en USA Gymnastics y Michigan State University. Según ha publicado The Guardian, los fiscales hablan de una sentencia de prisión de 40 a 125 años para el hombre de 54 años.

La misma respuesta de amenaza para que no explicara lo que le estaba sucediendo, recibió Simone Biles por parte de USA Gymnastics aunque ella decidió contar su historia, sin miedo. Aun así las dos instituciones decidieron mantener a Nassar como médico permitiendo que trabajara con niñas pequeñas durante mucho tiempo. Más adelante rompió el silencio McKayla Maroney, quien presentó una demanda contra USA Gymnastics el mes pasado, alegando que los funcionarios le pagaron para firmar un acuerdo financiero confidencial para permanecer en silencio sobre el abuso.

Tal como afirman el The Guardian, ser valientes y romper el silencio les ha permitido que cada vez más víctimas se atrevan a hacerlo, conscientes de que las víctimas dejan de ser niñas y pueden convertirse en agentes clave para denunciar, si ven que pueden proteger a otras niñas y salvarlas de estar en manos de acosadores. Una de las acciones que han creado para denunciar públicamente el acoso ha sido un vídeo en el que cuentan sus experiencias de abuso, resaltando que “las niñas pequeñas, no lo serán para siempre”.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación