Carla Simón con “Estiu 1993” e Isabel Coixet con “La llibreria” han sido las dos directoras nominadas a los premios Goya de un total de 13 nominaciones.

“Estiu 1993” de Simón ha sido también nominada a los Oscar, como mejor film de habla no inglesa. Por su parte, la producción de Coixet ha obtenido 12 nominaciones, entre ellas mejor película, mejor dirección, mejor actriz principal (Emily Mortimer), mejor actor de reparto (Billy Nighy) y mejor guion adaptado.

En total se han presentado en esta convocatoria 130 películas: 79 de ficción, 48 documentales y tres de animación. De esas 130, 53 son óperas primas. Además, han concurrido seis cintas iberoamericanas, 63 filmes europeos y 35 cortometrajes -15 de ficción, 10 documentales y 10 de animación. El resultado final de los premios tendrá lugar en una ceremonia que se celebrará el sábado 3 de febrero en Madrid.

Las nominaciones a los Goya son una muestra más de la poca representación de mujeres que hay aun en las producciones cinematográficas. A nivel internacional los estudios del Center for the study of women in television & film, The Celluloid Ceiling, revelan que la representación de las mujeres ha bajado respecto el 2015. Durante el 2016, solo un 7% de las películas que tuvieron más éxito en Estados Unidos estuvieron dirigidas por mujeres. Lo mismo ocurre con guionistas, productoras, directoras de fotografía, productoras, etc. que representan solo el 17% de esas 250 películas.

El techo de cristal de las mujeres en la industria cinematográfica pone unas barreras muy difíciles de superar para aquellas mujeres que quieren estar al mismo nivel de producción y representación que los hombres. Las dos nominaciones a los Goya son un paso adelante, aunque todavía muy insuficiente.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación